Por Javier Leache Aristuescanear0001

CONSTRUCCIONES LEACHE, S.L. es una empresa familiar de tercera generación que está profundamente vinculada a la REAL COLEGIATA DE RONCESVALLES desde hace más de cuarenta años.

Allá por los años sesenta, los hermanos Leache iniciaron su andadura en la construcción como empresa, con la realización de obras de rehabilitación de iglesias y construcción en general.

Con el paso de los años y la experiencia adquirida en diversas obras de restauración y conservación del Patrimonio retomaron la relación con la Colegiata realizando trabajos de conservación y adecuación del Santuario y sus instalaciones.

La cercanía de Aoiz, núcleo residencial de la familia, y la buena sintonía desde el principio, tanto con los priores cómo con los administradores de la Colegiata, hicieron que aunque con las dificultades de cada época, piedra a piedra, fuese consolidándose una relación de amistad y confianza muy importante.

Muchas son las anécdotas vividas a lo largo de los años por las distintas generaciones de la empresa tanto en Roncesvalles cómo en la zona, ya que debido a su dura climatología en invierno, el camino en muchas ocasiones suponía una auténtica odisea.escanear0009

En el año  83 se dio una reforma en la organización de la Real Colegiata de Roncesvalles, conformándose un Cabildo secular compuesto por canónigos sacerdotales para consolidar la vida eclesiástica en Orreaga-Roncesvalles, que sufría una cierta debilidad, hecho que mejoró la atención pastoral tanto en Roncesvalles cómo en la zona.

Esto mejoró la atención y la gestión de Roncesvalles, mejorando a la vez la calidad de los servicios en todos los ámbitos.

El año Santo Compostelano (1993), produjo un resurgimiento del Camino de Santiago y este auge, revitalizó la vida de la Colegiata, creándose una Casa Prioral y una oficina de atención al peregrino.

Desde 1993, gracias al esfuerzo de la Real Colegiata de Roncesvalles y a la colaboración del Gobierno de Navarra y al Departamento de Cultura- Príncipe de Viana, Roncesvalles se fue adaptando a la nueva realidad y necesidades, para poder atender la demanda existente de los miles de peregrinos que cada año pasaban por el lugar.

Las actuaciones que CONSTRUCCIONES LEACHE, S.L. ha realizado en Roncesvalles en el transcurso de los últimos cuarenta años se pueden dividir en dos tipos:

ACTUACIONES SOBRE PATRIMONIO

Las realizadas en todos los edificios monumentales que existen en Roncesvalles cómo son:

  • IglesiaOLYMPUS DIGITAL CAMERA de Santa María (Colegiata)
  • Claustro de la iglesia de Santa María.
  • Capilla de San Agustín.
  • Capilla del Espíritu Santo.
  • Capilla de Santiago.
  • Ermita de San Salvador.
  • Cripta

 

 

ACTUACIONES EN SERVICIOS

Rehabilitación y restauración de edificios de servicios cómo son:

  • Biblioteca-museo. (turismo)
  • Edificio de Beneficiados (hospedería)
  • Casa Prioral. (hospedería y pastoral)
  • Casa Sabina. (hostelería)
  • Posada (hostelería)
  • Itzandegia (hospedería y eventos)
  • Nuevo albergue de peregrinos (hospedería)
  • Hotel y apartamentos (hospedería y hostelería)
  • Urbanización y adecuación de Roncesvalles (acceso)

En estos momentos hay un plan de mantenimiento y conservación del Patrimonio en Roncesvalles que se va desarrollando por fases.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

También existen proyectos que van destinados a la mejora de los servicios de la Colegiata como son la creación de un nuevo albergue y la instalación de un nuevo museo que realmente sea un punto de partida de las personas que inician el camino para comprender mejor la idiosincrasia del mismo y motivar su inicio desde un punto de vista de fe y espiritualidad y buscando el encuentro personal con uno mismo además de otros motivos por los que se pueda realizar.

En Orreaga-Roncesvalles, sitúa la tradición la más dolorosa de la derrotas del ejército franco; allí lloraría Carlomagno la muerte del mejor caballero de Francia y de sus doce pares, dando origen a un relato mil veces contado y cantado hasta los confines de la cristiandad.

Paso natural del Pirineo desde los tiempos más remotos, en Orreaga-Roncesvalles se instaló y creció un centro asistencial y albergue que acogía a los peregrinos tras el duro ascenso de la cordillera y reconducía sus pasos hacia la meta final, ya casi perceptible en sus corazones, de la todavía lejana tumba del apóstol Santiago.

Ambas circunstancias, el trágico descalabro de Roldán y la proyección jacobea, dinamizaron de forma extraordinaria la vida de este enclave pirenaico y dieron a la cultura universal dos obras literarias de singular renombre: la famosas “Chanson de Roland” y la pormenorizada y peculiar visión de la ruta a Santiago escrita en el Siglo XII por Aimerico Picaud, el “Liber Sancti Jacobi”. Hoy en día, además, queda en pie un magnífico conjunto histórico-monumental atendido por una pequeña comunidad de canónigos que sigue acogiendo y bendiciendo un flujo renovado de peregrinos que irá encontrando a su paso un camino cada vez mejor dotado y señalizado.

Tradicionalmente se ha traducido Roncesvalles como “valle de espinos”, y de esta interpretación procede la versión en euskera, Orreaga (lugar de enebros), seguramente deformación de un antiguo paraje de la zona llamado Orierriaga. Sin embargo, otras teorías dicen que tienen su origen en Erro-zabal, “la llanura del Erro”, el valle al que permaneció íntimamente unido durante muchos siglos.

Los sucesivos movimientos de peregrinos y emigrantes del otro lado del Pirineo acabaron por afrancesar el nombre (Rozabal, Ronzaval, Roncesvals, Roncesvaux…) hasta darle su actual forma. Sin duda, la influencia francesa se debe también al trágico recuerdo que supuso la derrota del ejército de Carlomagno en el 778. Al fin y al cabo, Orreaga-Roncesvalles era, sin duda, una espina- una enorme espina- en la corona de la historia franca.

Así pues, en este enclave, se concitan leyendas históricas, tradición religiosa, cultural y un Patrimonio de primer nivel que hacen de Roncesvalles un lugar de unión de civilizaciones, de recogimiento y al mismo tiempo de cultura y tradición conocido por la inmensa mayoría de los turistas que visitan Navarra y la mayoría de los peregrinos que realizan el Camino de Santiago.

A parte de ser un punto de entrada en Navarra de los peregrinos, la Colegiata se ha convertido también en el centro y punto de partida de diversos itinerarios de carácter cultural y naturalístico por las comarcas pirenaicas cercanas.

A lo largo de los siglos ha existido en torno a la Virgen de Roncesvalles una fuerte tradición devocional que se ha expresado en numerosas romerías. Todas ellas son celebraciones coloristas y solemnes al mismo tiempo, y están llenas de fervor religioso, por un lado, y de ganas de diversión, por otro. Además , son una manifestación de vinculación de Roncesvalles con los diversos pueblos y de solidaridad.